Mapa del Sitio

28 de julio de 2009

El desafío de ser autor y editor

[La siguiente nota fue escrita por Florencia Di Prisco y fue publicada en una revista cultural de la UCA]

Editores independientes

El desafío de ser autor y editor
Mariano De María forma parte de esa nueva cultura que se abre paso a empujones: jóvenes llenos de proyectos que se animan a publicar dentro de la llamada “edición independiente”. Con 23 años lleva editadas dos novelas en formato “libro” y múltiples cuentos subidos a Internet.

"Son formas de vivir, y no hay ni formas correctas ni formas erróneas, tan sólo hay formas", dice el abuelo de Gustavo en Frágil, una de las primeras novelas editadas hace apenas cinco meses por Mariano De María. Y el abuelo puede ser el mismo autor, el pensamiento que se escurre entre las sabias palabras y que define un poco a quien las escribió.

Mariano De María, el autor, pertenece a la nueva camada de autores que se autodefinen como independientes, con necesidad de ser leídos, de transmitir con literatura. Y con esa idea, de publicarse.

Su historia se inicia con la generación de las computadoras y los concursos que invitan a los jóvenes a acercarse a la lectura y la escritura. Primeros pasos torpes, tímidos, en un fotolog, un taller literario y un cuento seleccionado y leído en el Festival de arte joven sub-18 y la semilla empieza a germinar.

El problema era cómo, “¿Cómo vivir de eso que me da felicidad, cómo romper esquemas, como cambiar de “forma”?”. Un viaje en el 114 y una canción de No te va a gustar se aliaron para ser el puntapié inicial de un cambio de destino: “Iba de mi trabajo a la UTN. Era un viaje de casi dos horas, y como iba sentado, me quedé dormido escuchando música. Cuando me desperté, escuché una frase que me llegó como si no sólo fuera un mensaje, sino también una señal. La frase decía, el norte no va a estar arriba, va a ser todo sur. En un cuaderno empecé a escribir anotaciones aleatorias que después se transformaron en "Siempre Sur", mi primer intento de novela.”

Después de tres años de idas y venidas, de obstáculos y piedras en el camino, las dos primeras novelas estaban listas. O al menos, escritas. A partir de ese momento el autor se interiorizó con cosas que jamás se imaginó que iba a saber, como encargarse de todo el trabajo editorial (Corregir las novelas, registrarlas, diagramar las páginas, elegir tamaño, diseñar la tapa, tramitar el ISBN), elegir una imprenta que tome los archivos y los imprima, plegue las hojas, encuaderne los pliegos y transforme los sueños en algo real, palpable, medible.

El trabajo final impresiona. La calidad de los libros (link) es la misma que cualquier libro publicado por una editorial grande.

Una vez terminado el proceso y con los mil libros en la mano (las tiradas suelen ser de quinientos libros) el problema era cómo hacer para que esos libros encuentren un dueño. Así surgió la idea de La Compañía Ambulante de Difusión del Libro, una especie de organización en la que se encuentra el autor que se moviliza con una mesa y un mantel naranja en distintos puntos de la Capital Federal intentando conseguir el objetivo primario: unir libro con lector.

Según De María la experiencia es enriquecedora y la gente se suma a la idea, compra libros, participa y se entusiasma. Además de “la mesa naranja”, el autor promociona sus libros en librerías, subtes, plazas, eventos, ferias y en cualquier lugar donde exista un potencial lector.

De esta manera, llegaron a los 300 ejemplares vendidos en dos meses. Un número más que satisfactorio para la edición independiente que cuenta únicamente con el esfuerzo del autor por llegar a las masas. Un número que engloba esfuerzo mezclado con utopia y mucha suela gastada.

6 comentarios:

German Alfaro dijo...

Mariano De Maria es el arquetipo de la modernidad. Cual Prometeo, acerca su fuego a quienes lo conocemos. Y en alguna de sus aventuras supo llegar hasta un estudio de radio, y allí pasó de alter ego a persona tangible y amistosa. Un placer leer sobre él y de él. Un abrazo de Godofredo!

Jaki dijo...

Impresionante. La verdad mereces este reconocimiento Dema.
Besos.

angie dijo...

Me dieron ganas de saber cuales son esas cosas que hacés demasiado y que preocupan a la gente demasiado.

Saludos.

Demax dijo...

@Godofredo, que palabras tan enriquecedoras las suyas, a ver si las aventuras mañana vuelven a ese mágico estudio de radio !

@Jaki, gracias por el apoyo de siempre :)

@angie, yo diria que la gente a veces se asusta directamente de que uno viva demasiado.

Mr. Ser Andina dijo...

Dema, quiero un libro, palpable, no electrónico. ¿Cómo hago? ¿dónde lo busco?
Saludos
Andrés

Demax dijo...

@Andres !, ahí nos comunicamos por mail y arreglamos :), cualquier cosa sino acá está el post con los puntos de venta:

http://marianodemaria.blogspot.com/2009/02/puntos-de-venta.html

Abrazo !
Dema.-